DOLOR

Francis Bacon. Estudio de retrato. 1949

Francis Bacon. Estudio de retrato. 1949

DOLOR: (Del lat. dolor, -ōris) es la experiencia sensorial y aflictiva generalmente molesta de una parte del cuerpo  por causa interior o exterior. Pero también es el sentimiento de pena y congoja, una carga emocional que puede derivar a ser una tortura o una agonía para el alma.

Hoy voy a detenerme en el DOLOR. Siento mucho dolor, pero no es el mismo dolor que sentía hace un año, no es más grande ni más pequeño, es distinto.

Hace un año enmascaraba mi dolor, hoy quiero verle el morro para acabar con él o al menos para tratar de domarlo. Dolor es no saber qué hacer con tu vida, si quieres seguir con tu relación, si quieres ser madre o quieres mandarlo todo al infierno porque el tedio de tu vida está carcomiéndote por dentro o si puedes hacer más por los tuyos porque extrañamente te crees el rol de ser imprescindible para mucha gente.

Pero el (mi) verdadero dolor es cuando sabes que vas a ser mamá y tu propio cuerpo te acaba quitando  ese tesoro que hubiera cambiado por completo esta pesadilla  que jamás le hubieras deseado a nadie. Cuando apenas dos semanas antes estabas dudando de querer traer un hijo al mundo dejando al miedo asomarse por las palabras de tu boca (va  creciendo la culpa, la gran culpa); dolor es cuando te refugias en caminos equivocados aun a sabiendas que puedes destrozar no sólo tu vida sino hacer daño a mucha gente, pero que sigues dejándote caer en esas redes de fantasía porqué te hacen sonreír  y olvidar el mundo real que en ese momento da asco y te da igual todo  (y sigue creciendo la culpa).

Dolor es preguntarte ¿por qué a mí? ¿Por qué yo? Y que nadie te responda.  Quiero dejar de preguntar el porqué de muchas cosas, esas que me provocan rabia y mucha ira. Estoy aprendiendo a que no siempre pueden obtenerse respuestas y que a veces las cosas pasan porque tienen que pasar. Pero es que estoy tan cansada de preguntarme si estoy haciendo lo correcto… M me dice que estoy pasando mi duelo, que he estado mucho tiempo retrasándolo y que es normal todo ese batiburrillo de dudas, cabreos con el mundo y que en el llamado “Año de la Locura” una persona en mi estado puede hacer mil y una cosas de dudosa estima, entre ellas caer en una gran depresión o como me está ocurriendo a mí, ha despertado muchos fantasmas que tenía ocultos y que me están llevando por el mismísimo camino de la amargura.

No sé si venceré mi dolor, pero voy a darle una oportunidad a mi fuerza para que ambos conversen, de ahí solo podrá salir algo valiente, estoy segura. Y es que voy a hacer de mi dolor un motor  para poder seguir luchando contra mis miedos. Es muy difícil y doloroso conocerse a uno mismo y aceptarse pero tras varios meses de terapia he avanzado mucho, empiezo a creer que estoy descubriendo mis objetivos y mi entorno se está convirtiendo en más que agradable, sólo tengo que seguir drenándome, entendiendo el porqué de los mil estados por los que paso cada día y aprovechar los cambios que están habiendo en mi vida (y los que vendrán) Y seguir apostando por esta vida que si aún no me llena me dé tregua día a día para sentirme más plena.

Muchas gracias.

La canción de hoy es del grupo sueco The Mary Onettes , que me está sorprendiendo mucho con su estilo mirando a los ochenta. Me encantan sus canciones aunque la mayoría son tristes. Aquí una de mis favoritas.

The Mary Onettes. Unblessed.

Anuncios

8 pensamientos en “DOLOR

  1. Tantas formas de dolor bien descritas, tantos que ni si quiera podemos describir. Creo que como los pequeños que le tienen miedo al dolor una vez que ya probaron cómo es, y evitan a toda costa exponerse pero se arriesgan jugando otra vez: Deberíamos ser capaces de algo así, que pena que mientras nos hacemos grandes de nos olvida ser niños, irresponsables o, quizás, fuertes. Un abrazo desde Lima, esperando aliviar tu dolor 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por tus palabras PaoloCesare, comparto contigo lo que dices, a veces uno aprende por repetición pero el miedo nos coarta muchas veces el camino a la experiencia. Me gusta eso que refieres de irresponsables o quizás fuertes, deberíamos saber ser niños, preguntarnos como adultos a nosotros mismos, pero siéndonos gentiles y respetando a ese nuestro niño interior que todos tenemos aunque casi siempre nos lo hacemos esconder. Seguro nos sentiríamos más libres.

      Un abrazo aliviado 🙂

      Me gusta

    • Muchas gracias Aquileana por tus palabras y por ese regalito de canción. La he estado escuchando, y sí, tras esas profundas letras se siente mucho dolor. Supone una muy cruda declaración de sufrimiento y angustia pero que no le resta de ser una canción hermosa. ¡Muchas Gracias!

      Buen fin de semana para ti también 🙂

      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Los orientales encuentran en la palabra “crisis” la raíz de “oportunidad”; claro que por lo general vemos la oportunidad de evolucionar que nos dio la crisis una vez superado el dolor que ello conlleva. Hace un tiempo atrás una maestra espiritual me dijo “la cruz es la pregunta”, refiriéndose a buscar en sí el origen del dolor para trascenderlo. Reflexionar al respecto fue positivo en ese momento, quizás lo sea para ti.

    Un saludo desde Argentina

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Bellaespiritu por tu maravilloso consejo, tanto nos queda aprender de los orientales… No sabemos hasta que punto nuestras tradiciones y enseñanzas nos llegan a nublar la capacidad de objetividad para enfrentarnos a nuestros monstruos. Lo cierto es que me encuentro en un momento de análisis de muchas de mis creencias e intento preguntarme de una manera mucho más objetiva muchas cosas y trabajar para poder encontrar el equilibrio.
      En Terapia Gestalt se trabaja también esto, saber encontrar el origen del asunto para poder aprender de ello, incluso superarlo es el “darse cuenta”.

      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Me parece muy genuina la expresión de tu dolor en este post. Uno no puede más que sentir empatía y conexión con quien reconoce su propia fragilidad ante tantas cosas que debemos pasar los seres humanos para encontrar el sentido de nuestras vidas. El dolor es la prueba de que estamos vivos, percibimos y sentimos; el dolor llega, deja su mensaje y pasa cuando lo aceptamos, cuando nos hemos hecho concientes de el. Lo que no pasa es el sufrimiento que es la repetición en nuestra mente del suceso que nos causo el dolor. El dolor nos hace más humildes, nos conecta con nuestra humanidad y deja una sobriedad emocional que antes no teniamos; el sufrimiento nos aprisiona y destruye poco a poco ya que no enseña nada nuevo, solo es la repetición de lo mismo.
    Acabo de comenzar mi blog el cual tiene un orden que le estoy dando para dar estructura a muchas cosas que deseo compartir, por eso en este momento no he publicado sobre dolor y sufrimiento pero espero lo puedas ver en un poco más de tiempo que lo haga. Espero vayas caminando en tu duelo(s) y que hagas tuya la madurez y sensibilidad que van llegando con el proceso de vivirlos. Hasta pronto y si me permites un abrazo y mis mejores deseos en tu experiencia. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias por tus palabras Sagitario00, si te soy sincera las he leído varias veces antes de contestar, encuentro en ellas cobijo, mucha comprensión y me has hecho pensar mucho en lo que dices. Muchas gracias por invitarme a la reflexión, siempre es algo que necesito.
      Es cierto, el dolor nos enseña, nos hace aprendices de la vida, tenemos que ser capaces de guardar sus enseñanzas para hacernos crecer. El sufrimiento en cambio es algo que nos golpea, que pareces tener controlado pero que puede volver cuando menos te lo esperas. Como bien dices es algo que se nutre de repeticiones, que cuando crees que ya has saltado ese pequeño escalón, te hace caer otros tres tramos hacia atrás. Pero lo más importante es darse cuenta de lo que estás/estás pasando e intentar hacer y vivir cosas que hagan más liviano el camino. Yo he encontrado mucho refugio en la escritura, me ha ayudado mucho a descubrir y a entender muchas cosas de mi persona, y a diferencia de hace un tiempo, siento que aún me quedan muchísimas cosas por iniciar, y por sufrir…pero encontrando la fuerza necesaria para que cada vez me duelan las cosas un poquito menos.
      Te quiero dar la enhorabuena por iniciar tu blog, haber dado el paso de regalarnos una porción de tu interior, y que te tomes tu tiempo para hablarnos de lo que te apasiona, lo que te inquiete… todo lo que te apetezca para hacerte sentir bien. Estoy segura que disfrutaremos de tus palabras, gracias por querer compartirlas con nosotros.

      Ese abrazo está más que permitido y yo te mando uno bien fuerte, también mis mejores deseos para ti. Espero leerte pronto. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s